mrs. robinson en la punta

"¿Te parece que podría todavía levantarme a una chica de 19?" Me preguntó ayer mi pareja justo antes de irse de paseo por la playa. "Siii mi amor, estás re canchero" contesté yo abriendo mi reposera.
Mi marido se va contento mientras me tiro al sol con Mazzy Star en el iPod, botellita de agua y cigarrillos...y me quedo pensando: Podría yo levantarme a un chico de 19? Justo en ese momento me doy cuenta de que no lejos, boca abajo y también con iPod enchufado en su cerebro, un jovencito estilo Tadzio en La Muerte en Venecia, con pelo salvaje que se mueve en la brisa y perfil de Adonis me ojea de vez en cuando.
Separados por veinte años de edad e unos pocos metros de arena seguimos intercambiando miradas, yo saboreando el dulce y el amargo de mi cuerpo que, ocultando todavía la decadencia que ya trabaja sus células, se estira a la luz y al aire con profundo placer animal. Y él, maravilloso bird of youth envuelto en su inocente ardor hormonal, pensando algo tipo: No está tan mal la vieja...Y quizás de fondo, en ese según Saer "ronroneo interno": ¿Qué serán el sexo...la pasión...el amor...la vida? ¿Habrá una mujer para mi? ¿Me romperá el corazón? ¿Tendré hijos? ¿Me convertiré en hombre algún día?
Al rato vuelve mi marido interrumpiendo el idilio. Que te vaya bien principito, pienso doblando mi reposera y dejando atrás la playa, el mar, el chico y otro pedazo de mi tiempo que se va.

Mrs. Robinson on the Beach

"Do you think I could still pick up a 19 year-old?" My husband asks just before going for a walk to dry off from his morning swim. "Sure," I say unfolding my beach chair. "You’re totally hot babe."
He strides off confidently as I settle down with a bottle of water, ciggies and Mazzy Star in my iPod. And think: I wonder could I? Just then a flawless young thing of Grecian profile and wild hipster hair moving softly in the breeze catches my eye. He too has an iPod wired into his brain, and he is shyly checking me out.
Across an age gap of two decades and a few feet of sand we eye each other as I savor the bittersweet feeling of my body as, still concealing the decay that beleaguers its cells, it stretches to the light with profound animal bliss.
While nearby the marvelous stranger is thinking perhaps: She’s not so bad for her age. What would it be like…? And behind that the steady, urging, secretive hum of What is sex? What is passion…what is life? Will I really become a man someday? How, when, when?
My husband returns, interrupting the lazy mutual idyll. Good luck wild thing I mentally wave the boy goodbye as I fold my chair and leave him, the beach, the sea, and another impalpable layer of time behind.

17 comments:

El Mellizo said...

esos juegos se dan con mucha frecuencia en cualquier playa. creo que el anonimato por un lado y la exhibición deshinbida de los cuerpos por otro crea el ámbito ideal para que se den. ay, nuestras cabezas!

girlontape said...

más que quemadura de cabeza me provocó el doble pensamiento:
1. qué sorpresa q un chico de esa edad me mire...con todas la minitas preciosas q nos rodeaban en ese momento
2. qué suerte no tener esa edad...jamás volvería a esa dolorosa ignorancia

Tramontana said...

Yo también lo encuentro sorprendente y también me pasa, creo que hay algunos chicos (porque no llegan a hombres) quienes fantasean con eso de Mrs. Robinson, ya ves, al final acaba siendo un lugar común.

girlontape said...

tmb podría sentirme una Mme de Reynal inspirando a un Julien...se ve q cada edad tiene sus compensaciones :)

Ri said...

"qué suerte no tener esa edad...jamás volvería a esa dolorosa ignorancia"

Esperemos que se me pase rapido, que me sea leve.

Tommy Barban said...

Qué duda te cabe, nena, obvio que podrías.

girlontape said...

Ri quizás seas mucho más sabio q yo a tu tierna edad, no todos nacen al mismo nivel de aprendizaje: una mía teoría totalmente priva de respaldo...

Tommy la verdad, al ser single como no me buscaría my own private Julien o Julienne...siempre me quedo con los ilustres ejemplos de Colette y Duras: ambas enamoraron, en sus sunset years, a unos pibes varias décadas más jovenes. x ahora me quedo con mi marido, menor de cuatro años ;)

simpática y puntual said...

girl on tape, llego y leo ésto! cada vez me gusta más como estás escribiendo los últimos post.

srta.pola said...

ay nena, cómo q sorpresa, si sos espléndida -and u totally know it!

Chuc said...

Yo disfruto de mi ignorancia.
Y más disfruto el día a día del aprendizaje.
Cada año se pone mejor, sin dudas.

Y si yo fuera el puber de Punta, también observaría para tu sector, las niñas de moda no tienen nada que brindar.

Respeto, ante todo...

Rafaela Trevi said...

A pesar del envase retro, mantengo la mirada y la ignorancia de los diez y nueve.

girlontape said...

Q lindo tenerte de vuelta SyP!

MlleP: el esplendor de los 40 es bittersweet, por que aunque quizás tenga conciencia de ello, tmb siento el tiempo q me apremia, q se me está agotando. Cosa q uds los jovenes vanguardistas iracundos todavía no sienten.
Puede parecer frivolo lo de los autoretratos, pero es como me dijo una vez una amiga mayor: sacate muchas fotos ahora, por que tu cuerpo muy pronto va a cambiar y no habrá vuelta atrás...

Chuc, un genio ;)

Chuc said...

Llegar a los 40 debe ser genial, y más genial debe ser llegar al infinito, allá donde se hace finito y pega la vuelta!

girlontape said...

Chuc, insisto, un genio. Personalmente no siento el infinito como posibilidad, por que...cada vez más me doy cuenta que no sé nada. Y ahora, a la playa!

Lexi said...

q lindo lo contás Steph!!!!
obvio que podés nena!
siempre se puede!
jajaja
genial!

marrano said...

felicidades desde BRASIL!!!

beijo grande pra vocé!!!

girlontape said...

Lexi! creo q más q x la pregunta de nico lo q me inspiró fue tu relato - la verdadera Mrs. Robinson sos vos nena ;)

Marrano q la pases bomba!!! (q dificil volver de la playa hoy...)