la cama según constant candy parte 2

Creemos conocer a los demás, pero es sólo lo que sabemos de nosotros mismos.

Suele ser poco, y no me refiero a reconocer nuestras sucesivas máscaras.

Este saber no alcanza siquiera para introducirnos en el universo del otro. No lo merece.

Por lo tanto, juzgar o pretender catalogar, no son más que expresiones de nuestra propia ignorancia.

Y es tan efímero el juicio, como este momento: ya cambió.

silvana barrero

2 comments:

hermano said...

1) Acertadas palabras que cantan la justa. Sobre todo referidas a una obra.

2) No voy a preguntar por el título.

girlontape said...

jajaj hermano...es que CC es enfermo del tenis y me causan mucha gracia sus instalaciones caseras!