cómo lo supe?

La palabra “gay” no sonaba cuando yo era chico: era “puto” la palabra. Y si sabías que podías ser puto, aprendías a no decir nada.

Yo me di cuenta de que era gay sin saber que existía la palabra gay, una vez que a mi viejo lo escuché decir: “Ahí llegó el puto de tu primo”. sigue

foto de tapa:
el house doctor por el artista del momento


1 comment:

hermano said...

Gran aporte en el Universo Perdido de los Natas.