la hoguera de las vanidades

La química, se sabe, nada tiene que ver con la estética. De ahí esas coyunturas en las que a una le toca escuchar las amigas coreando horrorizadas Cómo pudiste Stef...con uno que no te llega ni a los talones???

Tres veces en la vida descubrí glorias insospechadas en brazos de pretendientes que a primera vista había descartado, y tres veces terminé asombrada: calumnias, engaño, violencia, acoso, golpes bajos...de mis amantes, los más feos fueron los más genios en cama y los más mezquinos a la hora de despedirse.

Consecuencia o casualidad? Quién sabe, who cares: lo cierto es que dejarse ganar por cansancio siempre es mal negocio, pues tarde o temprano el impostor te pasa factura. En eso coincidimos ayer con mi primo adorable, que a su tierna edad ya ha experimentado los estragos de la envidia ajena.

Pero para qué sirven nuestros errores, si no es para ayudarnos a elaborar esa disciplina que el inmortal filósofo nombró elegancia de la conducta, o arte de preferir lo preferible. Mientras, como el inmortal poeta, rezemos:

Amor, que de los ojos haces manar deseo
no vengas nunca a mí unido a la desgracia,
ni sin medida.

9 comments:

mary pops said...

asi se hablla girl.

no, no mas perlas a los chanchos

Rubén said...

Siendo así, sólo se puede ser piadoso y pensar que el feo no hace sino devolver parte de la mezquindad sufrida... o no dar tregua y asumir que el feo lo es por cargar con una peor genética y es, por tanto, inferior a todos los niveles.

girlontape said...

Rubén no tengo la más puta idea... sólo sé que en mi caso, desconocer mi repugnancia inicial siempre ha sido un error... hay que ser fiel a uno mismo... y si alguien de entrada no nos gusta, x una razón será.

Seguramente habrá psychos re guapos... de hecho, según los psicologos un clásico rastro del sociópata (te hablo de serial killers, torturadores y afines) es la belleza extrema... x suerte hasta ahora zafé!!

Ferko said...

No sé, Stef.

No sé, por ahí elijo no creerte. No quiero creerte.

A mí siempre me han dicho que los feos cojen contentos, agradecidos porque "se les da".

Ayer, después de llorar amargamente por San Telmo pensé justamente en escuchar un poco menos a mi repugnancia inicial.

¡No me tires todo abajo!

Besos

girlontape said...

jajaj QM... iba a agregar: acá el único chancho que se gana la perla es él que le regala La Perla...si no no jodan miserables...

Ferkis mejor llorar solo que mal acompañado!

Rubén said...

Sobre ser fiel a uno mismo y a lo que se siente, 100% de acuerdo.

Si nos perdemos a nosotros mismos, lo perdemos todo, dijo alguien.

girlontape said...

Rubén...sobre el tema ser fiel a uno mismo:

"Elegir supone tener a la vista los diversos naipes que es posible jugar: el óptimo, el simplemente bueno, el que no vale la pena y el que es franco contrasentido.

Ciertamente, somos libres para preferir este último, aun a sabiendas de que no es preferible, pero no podemos hacerlo impunemente.

La acción insensata o que tiene sentido deficiente, una vez elegida, va a llenar un pedazo incanjeable de nuestro tiempo vital.

Esto equivale a haber aniquilado una porción, mayor o menor, de nuestra verdadera vida que ya nadie podrá resucitar porque ese tiempo no vuelve.

Hemos vulnerado nuestra propia persona, hemos practicado un suicidio parcial y la herida queda abierta para siempre, mordiendo no sabemos qué misteriosa entraña incorpórea de nuestra personalidad.

Cualquiera que sea su calibre tenemos conciencia de haber cometido un crimen, del que esa mordedura inextinguible es el «remordimiento».

Los crímenes íntimos se caracterizan porque el hombre se siente de ellos, a la vez, autor, víctima y juez."

-ortega y gasset

girlontape said...

QUIERO MIS 90 MANGOS MISERABLE

girlontape said...

sos feo por fuera y por adentro
mirate al espejo y muerete de verguenzaaaaaa