el milagro del pop

El jueves a la noche la pasamos desparramados en los sillones al lado de la pileta del Axel: iluminada, llena de náyades deleitandose y deleitandonos con efectos de agua sobre piel, piel bajo agua, y dominada por un retrato pop de la Coca Sarli en su gloria. Estaba inaugurando Barnes, uno que en el arte como en la vida sólo se rodea de mujeres de las que sobresalen. Can any man be trusted? rezaba una de sus pinturas, en la que una rubia chic de suculentos labios escarlatas llora elegantemente detrás de sus gafas de sol con doble reflejo de una pareja besandose.

Pregunta retorica que por razones que mi razón desconoce me lleva directo a por qué los polistas son tan feos y los tenistas tan chongos? Es que entre la Copa Davis y el Abierto de Polo, estuve delirando una semana. Nobody knows me contesta, sibillina, la sabia de Araceli. Pero hay que hinchar para La Dolfina. Por que ganan, y por que son más pop. Con lo cual me cierra todo y vuelvo a deleitarme con las náyades, los tragos 2x1, ese maravilloso rectangulo de pasto esmeralda, Cristian y sus ángeles dando vueltas, Jorge sacando miles de fotos y diciendome YES YOU CAN y la parejita francesa rodando guerrilla style: tonight, de paso, somos todos extras.

3 comments:

barnes said...

que lindo tu texto, solo puedo decir gracias y alegre que lo hayas pasado bien, que te haya dado tema para tu bella forma de escribir y transmitir lo que te pasa en la vida, y que seas una de las cristians angels asi como yo creo ser un stefanias devil o por lo menos tratare de estar a la altura.

love u
cris

barnes said...

soy uno de los stefanias devils, posta !

girlontape said...

a friend of the devil is a friend of mine, acá tratando de sacar mi mejor sonrisa angelical y obvio, con semejante crème de demonio al lado me sale todo más fácil :) listo el equipo, besos mil